Asociación Médica Olavarría

          Iniciaba su camino el año 1965 cuando un grupo de médicos de la ciudad de Olavarría intentaba cristalizar inquietudes académicas, inquietudes de disponer de instancias donde ofrecer aquellos trabajos médicos que los  profesionales del área de la salud humana podían abordar hace dos décadas en nuestro medio, inquietudes de disponer de una organización en cuyo seno se presentaran médicos y paramédicos de centros más avanzados de nuestro país; entregando su experiencia teórico-práctica y en fin, exigir una institución tradicional que tradujera y posibilitara en sus primeros pasos la necesidad de una educación médica continua en algunos de sus aspectos.

          Fue así como el 25 de febrero de 1965 se desarrollaba la Asamblea Constitutiva de la Asociación Médica de Olavarría.

          Desafortunadamente, la entidad no logro proseguir su desarrollo y el esfuerzo se perdió a lo largo de diecinueve años. Esa idea comienza  a germinar nuevamente hacia fines del año 1982 al calor de una serie de actividades médico-científicas. 

          Con este ambiente favorable, los integrantes de la Comisión Directiva del Circulo Médico de Olavarría impulsan en una de sus Asambleas la formación de una comisión independiente que se abocará al estudio y concreción de crear la Asociación Médica de Olavarría, idea-moción que fue aprobada mayoritariamente. 

          De esta manera, el jueves 5 de mayo de 1983 se lleva a cabo la Asamblea Constitutiva en que se fijan los objetivos y elijen sus autoridades. 

          Así la Asociación Médica Olavarría comienza a participar de la actividad científica y se inserta en el quehacer cultural de nuestra ciudad. 

          El aporte y el apoyo del Circulo Médico local que cede el lugar físico para la secretaria junto a aportes de firmas locales y la Banca olavarriense, posibilitan el desarrollo de las tareas iniciales. 

          Una tarea eficaz y sin pausas de las Comisiones Científicas y Cultural, permiten desarrollar un amplio programa en el año 1983.

          A pesar de las limitaciones económicas dadas por la situación actual, se ha propuesto este año, un ambicioso programa en curso de actualización médica para personal paramédico, como también una actividad formativa y cultural a diferentes niveles y cuyo destinatario será la Comunidad toda. 

          Contamos con el apoyo de nuestros asociados y esperamos contar con el apoyo local como así de laboratorios de especialidades medicinales para poder hacer posible la propuesta.  

          Siempre bajo nuestro lema.

          DANOS ¡OH, DIOS MIO! LA FUERZA Y LA OCASIÓN DE ENSANCHAR MÁS Y MÁS NUESTROS CONOCIMIENTOS.